5 consejos para tener sexo por teléfono

El sexo es quizás uno de los mayores placeres de la vida. Después de todo, nos aparta de ciertas realidades por unos cuantos minutos e incluso horas. Pero, ¿todo el sexo es netamente físico? Pues no, también existen maneras de sentir placer, a través del sexo por teléfono, por ejemplo. Éste juega y activa nuestra imaginación a niveles inimaginables. Y la imaginación también nos puede llevar al orgasmo. ¿Te intriga este mundo? Pues dejamos que te digamos 5 consejos para tener sexo por teléfono.

chica por teléfono
Fuente: emedemujer.com

Define tu estilo de sexo telefónico

Bien, antes de extendernos con los detalles jugosos del sexo telefónico, queremos saber algo: ¿buscas sexo telefónico con tu pareja, o a través de una línea erótica? De ser la primera, que es de las más comunes, entonces sabrás ya mas o menos los gustos y puntos de excitación de tu pareja. Sin embargo, si te encuentras buscando una línea erótica las cosas cambian un poco.

Al usar una línea erótica debes tener en cuenta que la persona con la que hablarás es un experto, o al menos alguien que está entrenado para llevarte hacia una experiencia sexual a distancia. Es decir, el interlocutor sabrá exactamente qué decirte para hacerte enloquecer y estremecerte, por lo que la conversación será flexible y muy, pero muy abierta. Te invitamos a que dejes a un lado tus prejuicios y te dejes llevar, ¡será fantástico!

Las palabras son un detonante

No es lo mismo escuchar: “quisiera tenerte cerca”, a “deseo cada parte de tu cuerpo, que nuestros cuerpos se toquen, se sientan, se fusionen”, ¿verdad? Bueno, por ello es tan importante que tu uso de las palabras durante el sexo telefónico sea delicada y muy bien pensada. Pues en estos casos importa más lo que se dice, que lo que se hace.

En el caso de que folles por teléfono con una línea erótica, antes de elegir las palabras, debes plantear muy bien -con ayuda de tu interlocutora, ya que suelen ser más mujeres las que manejan estas líneas- el escenario que deseas explorar. Si será una situación de dominación, fetichista o algo más soft, medio amateur. Una vez listo esto, el discurso fluirá solo. Podrás ir poco a poco tocándote, ya quizás no está la ropa interior, sino que eres tú en tu cama o sala sintiendo tu cuerpo ante las palabras de un desconocido. Provocativo, ¿no?

Ponte cómodo, deja las preocupaciones

Como el sexo telefónico juega precisamente con la mente, es primordial que ésta esté totalmente enfocada en una cosa: tener sexo por teléfono y acabar follando. Al igual que pasa cuando es físico, el sexo amerita un compromiso grande; debemos conectarnos mente/cuerpo para hacer que la experiencia sea placentera.

A la hora de realizar tu llamada erótica te recomendamos que el ambiente en tu casa sea sereno. Puedes incluso prender unas velas aromáticas, recuerda que los olores también encienden nuestras hormonas. También puedes poner algo de música. Si bien tendrás el teléfono en tu mano -o en altavoz- igual puedes tu mismo ambientarte un poco. Vamos, que si lo haces de esta manera te garantizamos incluso un orgasmo.

Perfecto para solteros

Si bien existe la opción de que practiques el sexo telefónico con tu pareja, ¿qué pasa si eres soltero? Bueno, no te preocupes, que para ello están las líneas eróticas, conocidas en otros países como líneas calientes. A través de este servicio podrás dejar a un lado la soledad que impone la soltería y sumergirte en una experiencia sexual distinta.

Incluso, el sexo telefónico a través de líneas eróticas también puede servir como un escape. Quien atiende tu llamada no sólo hablará para seducirte, sino también podrá escucharte. Velo como que será una especie de terapia sexual, la cual podrá -en parte- suplir un poco la monotonía de la soltería y permitirte una masturbación mucho más placentera, más allá de la pornografía. De hecho, las llamadas eróticas no tiene registro web, así que incluso son mejor si te avergüenza un poco el acceder a páginas porno en tu computadora o teléfono.

Asegúrate de tener suficiente saldo

A ver, imagínate que estás en medio de tu conversación erótica y se cae la llamada, ¿cómo te sentirías? Seguro la frustración se apoderaría de ti. Bueno, esto no pasaría si verificaras -incluso antes de marcar a la línea erótica- la cantidad de saldo con la que cuenta tu teléfono.

Quizás este consejo sea algo parental, pero es primordial que chequees bien tu saldo telefónico. Follar por teléfono toma unos cuantos minutos en llamadas, incluso podría extenderse a una hora, dependiendo qué tan conectado y cómodo estés con la conversación. Este tipo de servicios, claro está, consumen saldo telefónico, y al pasar los minutos el gasto que implica para ti va aumentando. Por ello, asegúrate de tener suficiente saldo. Aunque te recomendamos siempre hacer una pequeña recarga antes, pues siempre es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.

Otros consejos extra

Si bien queríamos darte los 5 consejos para tener sexo telefónico más primordiales, no podemos evitar querer contarte un par más, ya que nos interesa que tu experiencia sexual telefónica sea cómoda y placentera.

Si eres mujer y también te interesa sumergirte brevemente en el mundo del sexo telefónico, las líneas eróticas también cuentan con un espacio para ti. Aunque estos servicios mayormente son manejados por mujeres, para realizar llamadas con hombres, también existen hombres dispuestos a hacer de tu llamada todo un paseo. Incluso, si eres lesbiana o bisexual, las llamadas eróticas con mujeres también podrían servirte. Lo importante es que te abras a la experiencia sensorial a distancia.

El sexo telefónico, como te comentábamos más arriba, trata muy de cerca la imaginación y lo que se conoce como el role play, o juego de roles. Es imprescindible que te hagas parte de este juego, y como se trata de una llamada telefónica, la voz es primordial.

Te invitamos a que actives tu voz más sexy para tener un buen sexo por teléfono. Vuelve tus palabras más graves al son de tu lengua y tus labios. Permite que haya un descanso entre cada palabra que vas diciendo, como produciendo un leve suspiro, casi pareciendo un gemido. Esto te permitirá follar por teléfono con más placer aún, pues las palabras también son orgásmicas.